Alabanza y amén

(M. Àngels Termes, editorial núm. 5) El Concilio Vaticano II ha sido fundamental en mi vida, hasta el punto que no sé si sin este acontecimiento hubiera aceptado la fe que me transmitieron mis padres.

Y uno de los aspectos que más me han influido es lo que dice la constitución sobre liturgia: «Los pastores de almas deben vigilar para que los fieles participen en la liturgia consciente, activa y fructuosamente».

En este número explicamos qué significa participar, tratamos de la participación de los pobres, los enfermos, los niños, de cómo la comunicación es también participación y de cómo ampliar nuestro horizonte a la Iglesia universal y celestial.

Continuar leyendo «Alabanza y amén»

El aprendizaje del silencio

(Dolores Aleixandre) El itinerario vital de Elías aparece marcado por dos montes: el Carmelo y el Horeb (Sinaí). En el monte Carmelo Elías se relaciona con el Dios del triunfo y del poder que parece amoldarse a sus deseos y le lleva a desafiar a los sacerdotes de los dioses paganos, a acabar con ellos y a resultar triunfante en el conflicto (1 Reyes 18).

Sin embargo, tiene que huir después adentrándose en el desierto y allí va a vivir una experiencia de tanto desfallecimiento y desesperanza que llega a desear la muerte. El desierto fue para Elías lugar de desesperación, de debilidad y de conversión y ese contacto con sus límites le devuelve su verdadera identidad y le hace posible conocer a un Dios que se comunica con él de otro modo. Continuar leyendo «El aprendizaje del silencio»

Educar en el silencio

(Marta Digón e Hilario Ibáñez) Cada día se percibe más la necesidad de silencio. Va cayendo, poco a poco, la percepción del silencio como inacción y pérdida de tiempo, y se empieza a sentir ese deseo profundo de detenerse, de mirar qué pasa y qué me pasa. A veces sucede que el exceso de ruido externo no es otra cosa que la ocultación del atronador sonido del silencio, que como deseo nace de la profundidad que somos. Continuar leyendo «Educar en el silencio»

Rosaura Rodrigo, el silencio habitado

(Entrevista: Mercè Solé, Vídeo: Marta Pons) El milenario monasterio de Sant Ponç, en Corbera de Llobregat acoge nuestro encuentro con Rosaura, recién llegada de Touggourt, en el desierto de Argelia, donde vivía con su comunidad de hermanitas de Jesús. En breve se incorporará a otra comunidad, en Francia. Continuar leyendo «Rosaura Rodrigo, el silencio habitado»

El otoño nos invita al silencio

(M. Àngels Termes, editorial núm. 4)  Después del todo el ruido y el ajetreo del verano, el otoño, con la naturaleza que poco a poco se va despojando y con las noches cada vez más largas, nos invita al silencio.

Aunque nuestra sociedad quiera marginar al silencio y aunque ya antes de diciembre llenará nuestras calles de luces para ahuyentar la oscuridad y de grandes altavoces que no nos lo dejarán saborear, estas páginas quieren ser una invitación a reencontrarlo. Continuar leyendo «El otoño nos invita al silencio»

Maria Guarch: «Evangelizar es pensar en los demás, no en ti mismo»

Nos encontramos con Maria delante del centro parroquial de la Sagrera, en Barcelona, bajo un sol de justicia y con música de fondo de unas cotorras con ganas de marcha.
Maria Guarch tiene 28 años y es vecina de la Sagrera, un barrio de Barcelona con un rico tejido asociativo, donde parroquia y entidades comparten espacios con buena convivencia. Ha sido monitora de educación en el tiempo libre durante muchos años. Es miembro de la JOC (Juventud Obrera Cristiana). Estudió filología y trabaja en el Centre de Pastoral Litúrgica como correctora.
Continuar leyendo «Maria Guarch: «Evangelizar es pensar en los demás, no en ti mismo»»

Cambiar narrativas para conectar con los jóvenes

Fotografía: Pixabay

(Xiskya Valladares, Palma de Mallorca) Es muy fácil. Si quieres entenderte con un chino, debes hablarle en chino. Si la Iglesia quiere conectar con los jóvenes, debe cambiar su narrativa. No digo que cambie el mensaje, digo que cambie el modo de contarlo. Lo están haciendo algunos, pero aún no los suficientes.

Escucho muchas homilías y catequesis, de sacerdotes y religiosos, y me da pena. Mucha buena voluntad, pero con tono muy afectado, ritmos demasiado lentos, subordinadas eternas, retórica antigua, etc. ¿Quién no desconecta? Lo peor es que, parece que cuanto más público tienen, más anticuado tienen que hablar. Continuar leyendo «Cambiar narrativas para conectar con los jóvenes»

Escuchemos a los jóvenes

(M. Àngels Termes, editorial núm. 3) Este número de Galilea.153 coincide en el tiempo con la celebración del sínodo de obispos en Roma durante el mes de octubre sobre el tema «Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional».
En estas páginas también abordamos el tema de los jóvenes, aunque solo con breves pinceladas, sin alcanzar ni mucho menos todo lo que da de sí. Porque está muy bien que los obispos reflexionen sobre los jóvenes, pero nosotros y nosotras, en el ámbito de cada una de nuestras pequeñas comunidades también debemos hacerlo. Continuar leyendo «Escuchemos a los jóvenes»

Aprender a ser agradecido

Foto: Lilia Macías (Cathopic)

(Anna-Bel Carbonell, Sant Cugat del Vallès) Los que somos madres y padres sabemos lo importante que es establecer rutinas desde muy pequeños con nuestros hijos e hijas. Es algo parecido a establecer pequeñas liturgias, que si se transmiten amorosa y pacientemente, no producirán alergias y, en cambio, contribuirán positivamente a forjar su carácter, los guiarán hacia un cierto orden, crecerán en valores y les ayudarán a discernir más adelante con un cierto criterio. Enseñarles a «dar las gracias» es una de estas rutinas, y no solo por una cuestión de amabilidad y buena educación. Continuar leyendo «Aprender a ser agradecido»

Jep Alcalde: «La liturgia me hace vivir el Misterio»

La playa del Varador, delante de las casas del Callao, en Mataró, nos acoge un día soleado y ventoso. Jep nos acompaña, sobre su scooter, que le permite desplazarse a buen ritmo. Grabamos la entrevista en vídeo y él mismo se presenta:

Servidor, me llamo Josep M., pero todos me conocen como Jep. Tengo 53 años. Nací en Olot, pero hace muchos años que vivo en Mataró. Estoy felizmente casado con Montserrat y somos padres de dos hijos, Oriol y Pol. He trabajado de abogado durante casi 30 años y desde finales del 2016 tengo declarada la incapacidad permanente absoluta a causa de la esclerosis múltiple. En abril hará 12 años que la tengo diagnosticada, a pesar de que el primer brote surgió a los 17 o 19 años. Continuar leyendo «Jep Alcalde: «La liturgia me hace vivir el Misterio»»