Diecisiete parroquias y una sola comunidad

Entrevista a Chistian Burillo, párroco de una, la más occidental, de las 23 comunidades de parroquias del obispado de Perpiñán.

Mercè Solé, Viladecans
Vídeo: Marta Pons, Terrassa

Llegamos a Oceja, en la Cerdaña francesa, un lunes laborable. El Pirineo ya presenta su primera nevada y los colores del otoño lucen en un día radiante. Nos sorprende encontrar un solemne pasacalles. Las autoridades engalanadas, con una banda musical, desfilan por las calles: se celebra el 101 aniversario del fin de la primera Guerra Mundial. Una celebración que, por supuesto, nos pasa desapercibida al otro lado de la frontera.

Mosén Christian Burillo vive en la casa rectoral de Oceja, como párroco de una, la más occidental, de las 23 «comunidades de parroquias» de la diócesis de Perpiñán. Una comunidad que reúne 17 parroquias, en una zona rural y turística muy vinculada, por supuesto, con la Cerdaña española por su historia y también por su proximidad física, de forma que en invierno es más fácil para él llegar a Puigcerdá que a Prada de Conflent.

Mosén Christian, que es hijo de un exiliado español; nació cerca de Perpiñán, habla catalán, castellano y francés y mantiene la doble nacionalidad y se encuentra bien en las dos culturas. Era un trabajador del sector del automóvil cuando le propusieron formarse como diácono. «El Señor me estiró, dice, y acabé siendo sacerdote».

Continuar leyendo «Diecisiete parroquias y una sola comunidad»