La familia, Iglesia doméstica

Anna-Bel Carbonell, educadora y madre de familia

Nuestra vida se ha perturbado más de lo que quisiéramos. Esto se ha hecho muy evidente durante las distintas restricciones y confinamientos que esta pandemia global nos ha impuesto.

Dentro del espacio familiar hemos tenido que acompañar, escuchar, amar, animar. Y también contener malos humores, tristezas, duelos y angustias. Al mismo tiempo que continuábamos creciendo en la fe, acompañándola y dejándola fluir.

Continuar leyendo «La familia, Iglesia doméstica»

Naturaleza y Dios

M. Àngels Termes, directora

Este número de Galilea.153 quiere ayudarnos a tomar más conciencia de la fragilidad de la naturaleza que hemos recibido de Dios.

A menudo oímos hablar de ecología, pero es una palabra técnica que cuesta traducir a nuestra vida. En cambio, si nos hablan de no echar a perder los recursos naturales o de gestionar correctamente nuestros residuos… ya vemos que nos afectan.

La naturaleza nos abre a Dios

Por poco dispuestos que estemos, las maravillas de la naturaleza nos conducen a Dios: la grandeza de las montañas, la inmensidad del mar, las maravillosas estructuras moleculares que vemos a través del microscopio o la grandiosidad del cielo nocturno, nos abren el corazón a una inmensa acción de gracias al Creador.

Continuar leyendo «Naturaleza y Dios»