Para empezar

(M. Àngels Termes, editorial núm. 1) Querido lector o lectora que acabas de abrir el primer número de Galilea.153.

Es posible que haya llegado a tus manos porque ya leías el Bloc MD que salía cada tres meses con Misa Dominical. Queremos darte la bienvenida a estas páginas, a este nuevo proyecto, que tiene la intención de dar continuidad al Bloc MD, pero al mismo tiempo quiere llegar a un público más amplio que el de los equipos de liturgia.
También queremos dar la bienvenida a los que hasta hoy no conocíais ninguna publicación del Centre de Pastoral Litúrgica de Barcelona.
A unos y otros os explicamos qué pretendemos con Galilea.153.
Primero debemos explicar el nombre, que pretende reflejar el deseo de que la revista llegue a un público muy amplio.

Galilea

Galilea nos remite a la región en donde transcurre la mayor parte de la vida pública de Jesús, y además es el lugar en donde los discípulos verán a Jesús, tal como se les dice a las mujeres que regresan del sepulcro (Mateo 28,10; Marcos 16,7).
De algún modo queremos indicar que la liturgia, que es celebración del Misterio Pascual –pasión, muerte y resurrección del Señor–, y como tal «su lugar» es Jerusalén, viene de la vida cotidiana y vuelve a la vida cotidiana… nuestra Galilea.

.

El punto es un guiño al mundo de internet, donde todo está en constante cambio. Tienes en tus manos la primera versión, el primer número de Galilea.153. ¡Ojalá cada versión sea una actualización renovada!

153

153 remite a Juan 21,11. Es el número de peces que pescan los discípulos en la aparición del resucitado en el lago. 153 es el número triangular de 17, número de belleza geométrica para los griegos. Los entendidos nos explican que esto significa que el texto habla veladamente de los griegos… que los destinatarios de la Buena Noticia también son los gentiles, los alejados.

El subtítulo de la revista –Liturgia, pastoral, vida cristiana– explica su contenido.

Liturgia

En la página 6 de la revista en papel encontraréis un artículo que explica qué significa liturgia. Se afirma que es un trabajo del pueblo. El Papa nos dice que todos estamos convocados. Y esto es lo que querríamos que se reflejara en estas páginas: explicar la liturgia teniendo en cuenta a cada uno de los que participan en ella. Sin olvidar –y esto es esencial– que la liturgia es un don, un regalo de Dios, tal como explica Josep M. Romaguera en la entrevista.

Pastoral

Queremos dar materiales para ayudar a vivir lo que la celebración litúrgica es y comporta para la comunidad cristiana en conjunto y para la vida de cada creyente en particular: materiales para la preparación de las celebraciones, formación litúrgica, bíblica y teológica; año y tiempos litúrgicos; explicación de los diversos ministerios, etc.

Vida cristiana

El Concilio Vaticano II dijo que la liturgia es la cumbre y la fuente de la vida cristiana. Queremos reflejar en estas páginas esta vida. Queremos establecer puentes entre la comunidad que celebra y todas las realidades donde se manifiesta la vida cristiana: catequesis, cáritas, ayuda fraterna, pastoral de jóvenes, enfermos, ancianos… Y también queremos acercarnos a realidades que aparentemente están alejadas de nuestros templos, pero que son donde se hace presente el propio Cristo (Mateo 25): prisiones, sin techo, inmigrantes…
La revista es posible gracias al trabajo y la ilusión de un equipo responsable formado por trabajadores y miembros del CPL, y de un Consejo Asesor plural que nos ayuda a encontrar el tono y nos supervisa con mirada crítica.
Somos conscientes de que el proyecto es ambicioso. Confiamos en la ayuda de todos los lectores y lectoras que nos iréis indicando cuando la acertamos y cuando nos equivocamos. Esperamos vuestras sugerencias. ¡Muchas gracias por acompañarnos!

M. Àngels Termes
matermes@cpl.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *